La correspondencia digital en el nuevo Código Civil y Comercial (art. 318)

por Pablo A. Palazzi

Hay una norma muy interesante en el nuevo Código que resulta aplicable al correo electrónico y va a generar seguramente mucha jurisprudencia. Se trata del art. 318 del nuevo CCC que, superando las limitaciones del viejo art. 1036 del CC, dispone:

Correspondencia. La correspondencia, cualquiera sea el medio empleado para crearla o transmitirla, puede presentarse como prueba por el destinatario, pero la que es confidencial no puede ser utilizada sin consentimiento del remitente. Los terceros no pueden valerse de la correspondencia sin asentimiento del destinatario, y del remitente si es confidencial.

La norma se refiere a la correspondencia  cualquiera sea el medio empleado. Por ello no solamente a las cartas epistolares sino a la correspondencia cualquiera sea el medio empleado para crearla o transmitirla, lo cual obviamente incluye al e-mail o correo electrónico, pero también a mensajes de texto desde telefonía móvil,  mensajes de whatsapp, telegram, snapchat, Facebook messenger o cualquier nueva app que aparezca en el futuro.

El artículo 318 aclara que “puede presentarse como prueba por el destinatario”, sin embargo esta regla no es absoluta pues tiene un PERO. La norma dice claramente: “pero la que es confidencial no puede ser utilizada sin consentimiento del remitente”. La palabra pero tiene que ser entendida como el comienzo de una excepción a la regla que enuncia la misma frase.

¿Cuándo una comunicación es confidencial?

Creo que la confidencialidad puede surgir de dos situaciones: la primera es (i) el contexto del intercambio epistolar, ej. las partes, abogado y cliente, o medico-paciente y luego situaciones mas complicadas o grises en nuestro derecho como propuestas de cerrar un juicio que incluyan reconocimientos de deuda, etc. La segunda es (ii) el caso donde una de las partes claramente dice o expresa que la comunicación es confidencial o privileged, y aquí aparece el recaudo que crea el nuevo art. 318 del CCC que a mi juicio requerirá claramente una nota de CONFIDENCIALIDAD en el mensaje para que sea tal y no pueda ser presentado en juicio. En Estados Unidos es muy común ver que los abogados están acostumbrados a incluir en los mensajes sensibles la noticia de ATTORNEY-CLIENT PRIVILEGE para evitar que estos documentos aparezcan en un discovery (o para el caso del e-mail un e-discovery).

En la Argentina, en virtud del art. 318 del CCC entiendo que deberíamos empezar a hacer lo mismo para evitar que ciertos correos queden atrapados en los casos de prueba anticipada con secuestro de documentos, discos rígidos o mails.

Finalmente la norma dispone que “Los terceros no pueden valerse de la correspondencia sin asentimiento del destinatario, y del remitente si es confidencial”. Con lo cual el alcance del concepto de confidencialidad que venimos analizando en este post vale no solo para el destinatario sino para cualquier tercero.

A este análisis habrá que sumar numerosos elementos adicionales que aparecerán en el contexto como qué regla aplicar para correos internacionales que cruzan las fronteras, y si es posible bajo esta norma realizar una prueba anticipada para secuestrar u obtener correos o verificar su existencia, o autenticidad.

 

 

 

Ante una oportunidad perdida

por Fernando Madina

Sin perjuicio de la bondad de algunas soluciones puntuales que el nuevo Código Civil y Comercial ofrece, una iniciativa legislativa de tanta trascendencia como es la reforma del Derecho privado no tendría que haber sido objeto de un trámite express, sin debate, opiniones ni auspicios, tan sigiloso y apresurado. La incorporación de innovaciones susceptibles de generar reacciones polémicas solo debería hacerse con el auspicio de autorizadas fuentes de opinión, ausentes en el nuevo Código.

En su etapa de proyecto, el nuevo Código Civil y Comercial fue objeto de profundas y extendidas críticas que no fueron atendidas.

El excesivo margen de interpretación al que queda librado el nuevo Código Civil es inconveniente y, de entrar en vigencia, serán los jueces los encargados de brindar la certeza que el Código no da. Se abren también serios interrogantes, como la suerte que esperan al acervo iusprivatista doctrinal y jurisprudencial construido desde 1870 y a los tribunales comerciales de la Capital Federal.

El nuevo Código Civil, en suma, excede los límites que ponderadamente fue delineando en el tiempo la doctrina nacional, desborda los cauces de una reforma planificada y se dirige a una profunda alteración del Derecho privado. Carece del consenso necesario que le permita entrar en vigor pacíficamente dando previsión y tranquilidad a las relaciones entre los particulares.

En caso de entrar en vigencia el 1º de agosto de 2015, habremos perdido la oportunidad de contar con un cuerpo legal moderno, ejemplar para la región y a la altura de los nuevos códigos del Derecho comparado; como lo fue el Código Civil de Velez Sarsfield en la segunda mitad del siglo XIX.

El Nuevo Código Civil y Comercial

La derogación express del Código Civil de Velez Sarsfield y del Código de Comercio de 1859, y aprobación del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación no era una demanda urgente de la sociedad ni de los mercados.

Distintos sectores de la sociedad critican al nuevo Código Civil y Comercial por padecer desde deficiencias reglamentarias y constitucionales -como el procedimiento legislativo seguido para su sanción- hasta por problemas de contenido -como el tratamiento de los derechos de los pueblos originarios; el régimen de la personalidad jurídica; la concepción de la persona física y técnicas de reproducción; el desdoblamiento híbrido entre matrimonio y unión convivencial; la eliminación de la responsabilidad de los funcionarios públicos; el régimen de daños y la regulación de los punitivos; las obligaciones en moneda extranjera y la posibilidad de cancelarlas con moneda de curso legal; el régimen de la sociedad unipersonal, y hasta la negación de la empresa como agente principal del mercado.

Pensamiento Civil n. 27

La publicación titulada Pensamiento Civil tiene toda una serie de nuevos artículos de doctrina sobre el Código Civil en su blog en http://www.pensamientocivil.com.ar/

DOCTRINA

Pablo Carlos Barbieri | ¿Desde dónde analizar el derecho comercial luego de la sanción del Código Civil y Comercial?

Roland Arazi | MATRIMONIO, UNIONES CONVIVENCIALES Y DIVORCIO EN EL NUEVO CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN

Marcelo Brasburg | El Proyecto de Código Civil Unificado y sus consecuencias en el derecho a pensión por fallecimiento

[Leer más…]

Opinión de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas sobre la reforma de los Códigos Civil y Comercial

A continuación adjuntamos la opinión de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas sobre la reforma de los Códigos Civil y Comercial.

Diciembre de 2014

La nueva norma fue publicada en el Boletín Oficial el 8 de octubre del 2014 y su entrada en vigor fue inicialmente diferida hasta el 1° de enero de 2016. A posteriori, se adelantó su entrada en vigencia a agosto de 2015.

[Leer más…]

Se adelanta la entrada en vigencia del nuevo Código

UPDATE: Hoy 19/12/2014 se publicó en el BO la ley n. 27.077.

Hoy la Cámara de Diputados convirtió  en ley el adelantamiento de la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial para el 1° de agosto de 2015, en vez del 1° de enero de 2016.

El proyecto fue aprobado por 130 votos positivos, contra 93 negativos. Hace dos semanas había sido aprobado por el Senado como informamos el 3 de diciembre en este blog.

[Leer más…]

Expertos en Derecho analizaron aspectos fundamentales del nuevo Código Civil y Comercial

FullSizeRender (11)

La actividad fue dividida en cuatro paneles y contó con el apoyo del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, el Colegio de Magistrados y Funcionarios de San Isidro, AUNO Abogados y ElDial.com Biblioteca Jurídica Online.

Expertos en Derecho de diferentes universidades del país analizaron durante una jornada realizada en San Andrés los aspectos fundamentales del nuevo Código Civil y Comercial.

El encuentro, que fue organizado por el Departamento de Derecho de la Universidad, abarcó entre otros abordajes la Teoría General del Contrato, Personas y Derecho de Familia, Derecho de Propiedad y Responsabilidad Civil.

La jornada de actualización estuvo dirigida a profesionales del Derecho interesados en adquirir un conocimiento integral de los aspectos fundamentales del nuevo Código, el impacto que tendrán estas disposiciones y el desafío que conlleva su puesta en vigencia a través de las exposiciones de prestigiosos juristas expertos.

Entre los disertantes estuvieron, además, de Rivera y Medina, los letrados Noemí Nicolau, Horacio Roitman, Marcos Mauricio Córdoba, Alejandro Laje, María Gracia Andía, Sebastián Elías, Pablo Palazzi, Julio César Rivera (h), Alberto Bueres, Carlos Calvo Costa, Luis Daniel Crovi, Miguel Federico de Lorenzo y Carlos Rosenkrantz, rector de San Andrés.

“La llamada constitucionalización del Derecho Civil no es tan así. No están recogidos  en algunos artículos muchos de los criterios de la Corte Suprema de un modo adecuado”, analizó Rivera (h).

Por su parte, Elías indicó que si el nuevo Código busca en un sentido “limitar el Derecho de Propiedad no hace falta recurrir” en el texto a “la función social de la propiedad”.

La actividad fue dividida en cuatro paneles y contó con el apoyo del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, el Colegio de Magistrados y Funcionarios de San Isidro, AUNO Abogados y ElDial.com Biblioteca Jurídica Online.

Ver fotos del encuentro.

[Leer más…]

Proyecto de ley para adelantar entrada en vigencia del Código

Hoy 3 de diciembre de 2014 la Cámara de Senadores aprobó el proyecto  por el cual los senadores Miguel Pichetto y Aníbal Fernández (FPV) proponen adelantar la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial –inicialmente prevista para enero de 2016- al 1º de agosto de 2015.

El proyecto de ley con media sanción pasó ahora a la Cámara de Diputados, donde se espera que tenga sanción definitiva antes de fin de año.

Es difícil entender el apuro por la entrada en vigencia de una norma tan importante.

Me cuesta creer que los argentinos estén preocupados y les cambie la vida porque esta norma entre a regir sus vidas 5 meses antes de lo planeado. En fin, creo que este hecho del adelanto de su vigencia se suma al anecdotario sobre la sanción “a las apuradas” de esta norma tan importante.

Presentación

Con la sanción de la Ley 26.994 (BO 8/10/14) quedó aprobado el Nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, que entrará en vigencia el primer día del año 2016.

Hace mucho tiempo existía en nuestro medio un consenso generalizado sobre la necesidad de actualizar el Código Civil de 1869 y sobre el estado obsoleto del Código de Comercio por el paso del tiempo.

El Nuevo Código pretende brindar nuevas soluciones a muchos problemas y desafíos de la vida moderna. Pero su interpretación va a ser objeto de muchos debates, y las soluciones que otorga en algunos casos pueden ser controvertidas y en otros casos esperadas.

Por todo ello, este blog pretende entonces constituirse en un foro de opinión para todos los sectores, y contribuir a forjar interpretaciones constructivas para ajustar el sentido y alcance de la ley más trascendente sancionada en los últimos 100 años en nuestro país.